Dos grandes y Dr. Simi

Diciembre es especial porque afloran los mejores sentimientos humanos. Es un paréntesis de fraternidad que nos permite recordar los momentos más bellos del año. 

Fue muy grato observar a la británica Adele, cantante de dimensión mundial, mostrar su colección de muñecos del Dr. Simi. Esta estrella, ya legendaria, enseñó su lado tierno y dejó pasar que ha ganado 18 premios Grammy, un Emmy, y un Oscar, o que fue la primera en lograr más de mil millones de reproducciones, en menos de 3 meses, en la plataforma YouTube.

Adele tiene una historia bellísima de superación y actitud. Su padre la abandonó cuando apenas ella tenía dos años, y a su mamá que se ganaba la vida como masajista, pero nunca se dieron por vencidas.

Desde que tenía cuatro años mostró su talento para cantar, y a los 14, en plena adolescencia, quedó cautivada al escuchar a grandes cantantes de jazz, como Ella Fitzgerald y Etta James. De ellas aprendió a utilizar su portentosa voz hasta convertirse en una leyenda del soul y pop, con influencia de jazz.

Actualmente, se presenta en el elegante Coliseo del hotel Caesars Palace, en Las Vegas, donde cobra un millón de dólares por presentación. Inició ahí en noviembre de 2022, pero es tal su éxito que se agregaron fechas y concluirá hasta el 15 de junio de 2024.

Otras imágenes entrañables que guardamos son las del papa Francisco, divertido, también mostrando los muñecos del Dr. Simi: uno vestido de charro y el otro con la sotana blanca, el color que representa la inocencia, la pureza y la caridad. Francisco es carismático.

Me encantó conocer más de él en la película Los dos papas, donde actores de la talla de Anthony Hopkins y Jonathan Pryce conmueven hasta las lágrimas al mostrar el compromiso que Francisco siempre ha tenido con los más necesitados. Diciembre es un gran mes para volver a ver esta estupenda película. 

¡Y también es la oportunidad de enviarles el abrazo más cariñoso, y los mejores deseos para el 2024!