Su nombre, inspiración para el cine

El joven estadounidense Rocco Francis Marchegiano, hijo de inmigrantes italianos, jugaba beisbol y basquetbol en su adolescencia, pero cambió el bate, las manoplas y el balón por guantes de boxeo y también su nombre para ser Rocky Marciano, el único campeón mundial de peso completo que terminó invicto su carrera, con 49 triunfos y 43 nocauts.

Nacido en Brockton, Massachussets, el 1 de septiembre de 1923, fue campeón mundial sólo durante 4 años y 2 meses, tiempo más que suficiente para erigirse como el mejor peleador de su época y uno de los más notables de todos los tiempos. A los 29 años, conquistó el título mundial de peso completo al vencer por nocaut en 13 rounds a Jersey Joe Walcott en Filadelfia. Un combate memorable porque Walcott iba ganando claramente, pero, contra todos los pronósticos, un poderoso gancho izquierdo a la mandíbula le dio la victoria a Marciano.

Rocky Marciano, que defendió exitosamente su corona seis veces ante Walcott, Roland La Starza, Ezzard Charles, en dos ocasiones, Don Cockell y Archie Moore, sorprendió al mundo del boxeo por su gran fortaleza física y vocación ofensiva, un peso completo pequeño con 1.80 metros de estatura y 88 kilogramos de tonelaje.

Su figura se agigantaba en el cuadrilátero. Ganó 87 por ciento de sus peleas por nocaut ante adversarios de mayor talla y peso; su estilo frontal, atacando siempre, agazapado y tirando golpes de poder a diestra y siniestra hacia la mandíbula de sus rivales, así como su golpeo al efectivo cuerpo, lo hicieron un temible boxeador que atraía multitudes, respetado y admirado por la gente.

Sorpresivamente, anunció su retiro, en el mejor momento de su carrera cuando iba a cumplir 33 años. Su trayectoria fue muy corta: 8 años, 6 meses y 4 días. Le faltó tiempo para conseguir más triunfos y seguir maravillando al mundo del boxeo. Falleció en un accidente aéreo el 31 de agosto de 1969, un día antes de su cumpleaños 46. Rocky Marciano dejó huella en el boxeo por sus triunfos espectaculares y récord perfecto. Fue la inspiración del actor Sylvester Stallone, creador de la película en su honor, Rocky.